Discográficas demandan a empresas de IA por infracción de derechos de autor

El robo de notas: Acusan a Suno y Udio de plagiar música para crear nuevos éxitos.

Las discográficas demandan a empresas de inteligencia artificial por infracción de derechos de autor

Las tres discográficas más importantes de la industria musical, Universal Music Group, Sony Music y Warner Music Group, han decidido tomar medidas legales contra dos empresas de inteligencia artificial, acusándolas de infringir sus derechos de autor.

**Suno y Udio**, dos prominentes generadores de música AI, han sido señalados por las discográficas por utilizar grabaciones de sus sellos para entrenar sus modelos de inteligencia artificial sin permiso, en lo que se describe como «una escala casi inimaginable». Estas empresas de inteligencia artificial han ganado popularidad recientemente debido a su capacidad de crear música, letra y voz en cuestión de segundos.

El software de **Udio** llamó la atención cuando el productor estadounidense Metro Boomin lo utilizó para crear una parodia de los **diss tracks** entre Kendrick Lamar y Drake, titulada ‘BBL Drizzy’. Sin embargo, las discográficas han señalado que las canciones generadas por Suno y Udio presentan similitudes notables con éxitos reconocidos como ‘Billie Jean’ de Michael Jackson, ‘All I Want For Christmas Is You’ de Mariah Carey, ‘Dancing Queen’ de ABBA, ‘My Girl’ de The Temptations, ‘American Idiot’ de Green Day, entre otros.

En un comunicado de prensa, Ken Doroshow, director legal de la Asociación de la Industria Discográfica de América (RIAA), que representa a las tres discográficas, afirmó que estos casos son una clara infracción de derechos de autor que implican la copia sin licencia de grabaciones sonoras a gran escala. Se destaca que Suno y Udio no habrían podido construir un modelo capaz de producir audio tan similar a las grabaciones protegidas por derechos de autor sin haber copiado inicialmente esas grabaciones.

Las demandas presentadas exigen una compensación de **150,000 dólares por canción** y apuntan a que las empresas de inteligencia artificial están robando música para crear material similar de forma ilegal. Doroshow añadió que Suno y Udio están tratando de ocultar la totalidad de su infracción en lugar de establecer sus servicios en una base legal y sólida.

Este caso plantea un dilema interesante en la intersección entre la creatividad artificial y la protección de los derechos de autor en la industria musical. Es importante establecer límites claros y garantizar que se respeten los derechos de los creadores de música en un mundo cada vez más dominado por la tecnología AI.

Deja un comentario