Melodías que sanan: El poder terapéutico de la música según Ismael Serrano

Ismael Serrano: la música como compañera en el duelo

El cantautor Ismael Serrano reconoce que el duelo se transita mejor cuando hay canciones que acompañan, porque la música tiene un «valor terapéutico» del que no somos conscientes.

El artista (Madrid, 1974), que actúa en Zaragoza este fin de semana, ha asegurado en una entrevista con EFE que «hay tantas canciones como vidas dentro de un vida» y ha explicado que «siempre» ha tenido la sensación de que el paso del tiempo «conlleva una renuncia», aunque «mientras uno no pierda la curiosidad y la pasión, no va a dejar de incorporar nuevos versos y estrofas a la vida».

La nueva gira lleva el nombre ‘La canción de nuestra vida’. ¿Cuántas canciones caben en su vida?
Caben muchas, es difícil decirlo. Cada canción marca un momento de tu vida, un encuentro, una experiencia vital o sentimental. Hay canciones para una despedida, para reencontrarse, para llorar o para bailar. Son muchas.

Hay tantas canciones como vidas hay dentro de una vida. Creo que de eso habla el disco, de que mientras uno no pierda la curiosidad y la pasión por la vida y siga en permanente búsqueda, no va a dejar de incorporar nuevos versos y estrofas a la vida.

Con ‘La canción de nuestras vidas’ reflexiona sobre el transcurso de los años. ¿Es algo que le preocupa?
Debe ser por aquello de que voy a cumplir los 50 en un par de semanas. Es una cifra tan rotunda que te obliga, de alguna manera, a hacer repaso de lo que uno ha andado y ha vivido. Supongo que sí, que me preocupa.

Trato de amigarme con el paso del tiempo; siempre he tenido la sensación de que conlleva a una renuncia. Supongo que toda persona que escribe canciones se lleva mal con la pérdida y la renuncia y escribir canciones es una forma de sobrellevarlo o resistirse a eso.

¿Cuánto le debemos a la música?
Más de lo que creemos. La música tiene un valor terapéutico del que no somos conscientes. Todos los rituales en torno al duelo están acompañados y tienen banda sonora. El duelo se transita mejor cuando hay canciones que nos acompañan.

Las canciones son compañeras y sientes que alguien te entiende y te ayudan a entender el mundo. Te sientes menos solo. Nos ayudan, en una sociedad atomizada e individualista, a conectar con nuestro carácter de animal social que a veces perdemos. Nos ayudan a escapar del mundo y nos ofrecen la oportunidad de enfrentarnos a él. Lo que define a un cantautor es precisamente eso.

En el nuevo álbum sorprende con reinterpretaciones de temas o versiones de autores admirados. ¿De dónde surge esta inquietud?
Precisamente de eso, de la admiración. Son canciones de autores que me llegan y me parecen importantes. En ocasiones, supone revelarse contra el algoritmo que te va a recomendar canciones similares a lo que escuchas. Si escuchas a Ismael Serrano no se te va a recomendar Juan Luis Guerra, y creo que hay bastante más conexión de lo que los prejuicios permiten ver.

Deja un comentario